TEXAPEL, empresa dedicada a la elaboración y producción de soluciones químicas para la industria.

HISTORIA

1942 Prudencio Argüelles Montero (ingeniero químico, 1905 – 1990) inició su aventura empresarial en unos locales industriales de la calle Decano Bahí, en la ciudad de Barcelona. Eran tiempos difíciles en una España de posguerra. Con escasos medios y una férrea fuerza de voluntad Prudencio comenzó a desarrollar preparaciones lubricantes dirigidas al sector del metal (Taladrinas) y al sector de hilatura de lana y fibras duras y recuperadas (Ensimajes).

La misión de esos compuestos, comercializados bajo la marca AMIDOL  era facilitar el proceso fabril, mejorando el rendimiento de la producción en “máquina”: menor tiempo de proceso, mejor conservación y mayor rendimiento y duración de la vida activa de los equipos. La acogida de este trabajo entre el empresariado catalán permitió consolidar una posición en Cataluña y acceder a otras regiones del país.

A principios de 1960, Prudencio Argüelles Montero abandona el sector del metal y establece una colaboración con una empresa química de Alemania. Se inicia, entonces, la elaboración de productos químicos auxiliares (destinados a la hilatura primaria y secundaria de fibras sintéticas), así como otro tipo de productos químicos auxiliares dirigidos al sector de la tintura y al acabado de artículos textiles. A principios de los setenta,  fruto de la buena cooperación con el socio tecnológico alemán,  se  amplía la oferta y se comienzan a fabricar los primeros productos y/o preparaciones sintéticos (Desengrasantes, detergentes, recurtientes, engrasantes y otros.) destinados al sector de la piel y el curtido español.

En 1974  tiene lugar el traslado de la fábrica al norte de la ciudad de Barcelona, en el Polígono Industrial del Besós.

Después de sucesivos cambios y transformaciones en el escenario estratégico industrial, en 1994, nace TEXAPEL, SL con el reto de abrir fronteras, más allá de España, exportando la línea de productos elaborada en Barcelona.

Gracias al esfuerzo  del personal de la compañía y a las cooperaciones con empresas locales de otros países, con un equipo reducido de personas, la toma de contacto, los viajes de prospección y, nuestra activa participación en las diferentes ferias  internacionales, nos han permitido consolidar nuestra estrategia “país a país”.